miércoles, 10 de abril de 2013

Filetes rusos

¿Tus hijos se quejan cada vez que encuentran un hueso en la comida? ¿Las espinas del pescado son una pesadilla para ellos, y no comen hasta que se las quites todas? ¡Pon unos filetes rusos en tu vida y soluciona para siempre éste y otros muchos problemas!



La verdad es que estos filetes rusos son una maravilla en muchos sentidos. Fuente de proteínas y nutritivos como ellos solos, a los niños les encantan. Eso de no tener que preocuparse de huesos, espinas y demás cosillas que no dejan comer a gusto no tiene precio. Hacerlos es sencillo; para hacer la carne, yo utilizo la misma fórmula que con las albóndigas. Quedan súperbien y no tardas nada. Después les das forma, fríes y a la mesa. ¡Son una delicia!

Ingredientes

  • 700 gr de carne picada (ternera y cerdo)
  • 1 huevo
  • 1 chorrito de leche
  • 3 cucharadas soperas de pan rallado más o menos, pero lo justo para ligarlo todo bien (menos mejor que más)
  • Ajo, perejil, sal, pimienta
  • Harina y aceite para freír

Elaboración


Batimos un poco el huevo en un bol. Añadimos la carne, incorporamos las especias y mezclamos bien con ayuda de un tenedor. Añadimos la leche y seguimos mezclando. Por último, el pan rallado, lo justo para ligarlo todo bien. Cuanto menos mejor (a menos pan rallado, más suave queda la carne).

Una vez preparada toda la carne solo falta dar forma a los filetes con las manos, pasarlos por harina y freírlos bien por los 2 lados. Se hace todo a la vez, y según van saliendo los pones en un plato con papel absorvente para que escurra el aceite sobrante.

Acompañadlos de unas patatas fritas y veréis que cena.
¡Están buenísimos!

22 comentarios:

  1. Un clásico de nuestras cocinas, me recuerdan mi infancia, qué ricos. Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si verdad? a mi también me recuerdan a cuando era niño!
      Saludos!

      Eliminar
  2. Cómo me gustan Luis, así fritos sin mas, y al lado un poco de ajo aceite o de tomate para ir untando. Para morirte.
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis hijos les ponen un poquito de mayonesa una, ketchup los otros, ya ves...
      Saludos!

      Eliminar
  3. Que ricos !! y para los niños viene de escandalo, ¡¡ Me ha encantado!! un saludo

    ResponderEliminar
  4. No hace falta que lo jures, tienen una pinta buenísima!!!

    yo hace tiempo que no los hago, así que gracias por recordármelos.

    Un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no hay de qué, a ver si te animas, que se hacen en un plis plas!
      Saludos!

      Eliminar
  5. En casa triunfan.......y me has dado una idea con el pescado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Umm, con pescado... acabas de compartir una buena idea! jejeje
      Saludos Belen!

      Eliminar
  6. fácil,sencillo y para toda la familia,deliciosos¡¡¡ besines

    ResponderEliminar
  7. Nunca he entendido por que se llaman así igual en Rusia ni los conocen, como la ensaladilla rusa .... de todas formas a mis niños les encantan y es una buena forma de que la carne no se les haga " bolos "
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, tienes toda la razón, Vicky. De hecho en casa de mis padres de niños los llamábamos "bistoques", pero no me hagas decirte porqué porque no tengo ni idea.
      Saludos!

      Eliminar
  8. Un estupendo clásico muy muy socorrido en muchas ocasiones!

    Un saludo, @caprichosDjorge

    ResponderEliminar
  9. Hola Luis!!! Los niños y los no tan niños, yo tengo un niño grande en casa que las espinas y los huesecillos no los puede encontrar en la comida. Te han quedado deliciosos, bssss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a ese niño grande ya le vale, eh????
      Saludos!

      Eliminar
  10. Gracias Luis. Esta receta me a ayudado en esos momentos en los que dices ¡hoy notengo ni idea ke hacer de cena ¡un beso

    ResponderEliminar

Tu comentario enriquecerá la receta. ¡No te cortes!
Por motivos de spam no acepto comentarios anónimos. ¡Espero que lo entiendas!