miércoles, 3 de abril de 2013

Kringle estonio de nutella

He visto ya varias recetas de Kringle (por ejemplo ésta de Directo al paladar o ésta otra de Aisha Kandisha que es muy parecido), así que me he decidido a hacer uno, a ver qué tal sale.

Cuando vi las primeras fotos por Navidad, antes incluso de comenzar este humilde blog, ya sabía que tenía que probarlo algún día. Se puede rellenar de lo que quieras, pero yo ya lo veía relleno de Nutella. Además como en mi casa son Nutelladictos, sabía que el éxito estaba garantizado, saliera como saliera. Pero no salió mal, no, salió bastante bien, aunque reconozco que me pringué de chocolate como pocas veces y me lié un poco a la hora de cerrar la trenza.



El Estonian Kringle es el Roscón de Reyes de los países nórdicos. Vamos que se come esencialmente por Navidad, pero a mi es que me parece tan bueno que lo prepararía en Navidad, en primavera o en verano.

Veréis que se puede rellenar de lo que queráis. Yo lo rellené de Nutella, pero con cualquier mermelada tiene que estar muy bueno, y seguro que acepta de buen grado unas uvas pasas, almendras picadas, piñones, o fruta confitada en cachitos pequeñitos. O en salado, porqué no, con jamón dulce y queso por ejemplo, tiene que estar muy bueno.

Ingredientes para la masa

  • 30 gr de azúcar glasé
  • 120 gr de leche templada
  • 30 gr de mantequilla (no fría)
  • 300 gr de harina de fuerza
  • 15 gr de levadura fresca de panadero.
  • 1 yema de huevo
  • 1 pizca de sal
Además necesitaremos Nutella para rellenar (en cantidad importante) y la clara de un huevo y 50 gr de azúcar glasé para hacer un glaseado para decorar al final.

Elaboración

Cogemos un bol grande y mezclaremos con batidora de varillas la leche que habremos calentado un poquito, el azúcar glasé, la levadura y la mantequilla.
Batimos un poco la yema del huevo y seguimos batiendo. Nos deberá quedar una mezcla homogénea.
Añadiremos ahora poco a poco la harina tamizada y la pizca de sal, y amasamos. Cuando ya no podamos en el bol seguiremos amasando en una mesa ligeramente enharinada hasta obtener una masa fina.
Haremos una bola y la haremos reposar tapada una hora aproximadamente. 

En estos momentos nuestra masa debería haber doblado el volumen. Es el momento de dar forma al Kringle. 
Extendemos la masa hasta formar un rectángulo.
Ponemos el relleno; en mi caso la Nutella, pero ya digo que puede ser cualquier cosa como hemos comentado más arriba. Enrollamos a lo largo.


Haremos ahora un corte todo a lo largo al churro que tenemos en este momento, pero sin llegar al final, dejando unos 2 cm. Iremos trenzando ahora las 2 partes, mirando de dejar la parte estriada hacia  arriba. Juntaremos los 2 extremos con un poco de agua, haciendo una especie de roscón.
Dejaremos que repose 1 hora. Precalentaremos el horno a 180º y hornearemos durante 20 ó 25 minutos, dependiendo del horno.
Nada más sacarlo del horno, untaremos con un pincel toda la trenza con la glasa que habremos preparado con el azúcar glasé y la clara de huevo.

Como se aprecia claramente en esta foto, no pude cerrarlo bien y se me abrió de uno de los extremos. Pero vamos, que a mi familia no le importó demasiado, jejejee.


¡Está buenísimo!

15 comentarios:

  1. Pues viendo el resultado es difícil adivinar los problemas que dices que tuviste je je
    Totalmente de acuerdo contigo en que hay que comerlo en cualquier época del año , con nutela o con lo que le pongas ... siempre divino!
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ui sí, sí que tuve problemillas, pero no pienso dejar de hacerlo...
      Saludos!

      Eliminar
  2. Tengo un montón de ganas de hacer uno de estos, os los veo a todo el mundo y tienen un aspecto tan delicioso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anímate que no es difícil, ya verás!
      Saludos!

      Eliminar
  3. MADRE MÍA TE HA QUEDADO PERFECTO¡¡TIENE QUE SER COMPLICADO PERO VAMOS QUE TE HA QUEDADO PERFECTO Y DELICIOSO CON LA NUTELLA.GRÁCIAS PORPASARTE POR MI BLOG.BESINES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beatriz, no es nada complicado, anímate a hacerlo!
      Saludos!

      Eliminar
  4. Hola Luis, no sé por qué no me llegan tus publicaciones. Esta rosca está de muerte, también la hice rellena de nutella, y fue un visto y no visto. Parece mentira con lo fácil que es y el resultado tan espectacular.
    La tuya, para pillar trocitos y no parar.
    Besotes, guapetón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario Nuria. No te llegan a donde? al correo electrónico?

      Eliminar
  5. Hola Luis, esta es otra de mis recetas pendientes, debo tener como para comer 30 días solo de recetas vuestras, te ha quedado muy bien.
    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen, nada que ver con tu blog, del que soy asiduo, pero hacemos lo que podemos...
      Saludos!

      Eliminar
  6. madre mia que rico se ve!! yo lo probé hacer y me salió un churro!! todavía no me he atrevido a publicarlo... nada que ver con el tuyo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toñi pues vuelve a intentarlo, ya verás como te sale bien!
      Saludos!

      Eliminar
  7. Esto está para chuparse los dedos!

    ResponderEliminar

Tu comentario enriquecerá la receta. ¡No te cortes!
Por motivos de spam no acepto comentarios anónimos. ¡Espero que lo entiendas!